top of page

El precio de la Productividad Tóxica: ¿Cómo recuperar tu vida?

Si te encuentras constantemente ocupado, estresado y sin poder "desconectarte". Nuestro entorno ha promovido la cultura de una productividad tóxica, donde se aplaude la dedicación al trabajo 24/7.

La pandemia ayudó a tener más consciencia sobre la salud mental y el impacto negativo que la productividad tóxica tenía, pero a medida que más nos alejamos de este evento, las presiones de la crisis económica, pareciera que volvemos a los viejos hábitos. Y en muchos de los casos, esos mismos hábitos fueron trasladados al trabajo remoto, invadiendo el ámbito personal y familiar.

En este artículo, te daré 5 pasos si quieres navegar por ese entorno recuperando el control sobre tu tiempo y tu vida.


¿Qué es la productividad tóxica?

La productividad tóxica se define como el exceso de trabajo a expensas de otras áreas de tu vida. Se manifiesta como la constante necesidad de estar "haciendo" algo, sin permitirte descansar ni relajarte. Incluso cuando tienes tiempo libre, tu mente sigue enfocada en lo que "deberías" estar haciendo.


Con la creciente popularidad del trabajo remoto, las fronteras entre la vida laboral y personal se han vuelto borrosas. Muchas personas sienten la presión de demostrar que están trabajando constantemente, lo que dificulta separar el trabajo de la vida personal.


¡Ser productivo es maravilloso!, pero debe hacerse con balance y una mirada integral de la vida. Cuando ell trabajo perjudica tus relaciones, tu salud y tu bienestar, cuando completar tareas se vuelve más importante que dormir lo suficiente, asitir a una cita médica o a eventos importantes en tu vida personal y familiar, estás en modo de productividad tóxica.


Estudios han demostrado que la productividad tóxica puede:

  • Genera conflictos entre los ámbitos del trabajo y la pareja/familia.

  • Generar estados de agotamiento y estrés crónico, generando afectaciones en la salud física y mental.

  • Afecta la calidad de tu trabajo y eleva posibilidades de errores.

  • Finalmente, la productividad tóxica puede convertirse en una estrategia de evasión para lidiar con problemas personales.


5 pasos para salir de la productividad tóxica


1. Enfócate en lo Importante (No solo en lo urgente)

Es fácil pasar el día apagando incendios y manejando tareas urgentes. Sin embargo, a menudo olvidamos las tareas importantes que realmente contribuyen a nuestras metas a largo plazo. ¿No sabes cómo? potencia tus técnicas de priorización con este artículo.


2. Aprende a desconectarte del trabajo

El concepto de "desconetarte del trabajo" inicia por tomar la decisión de entender que tu trabajo no define tu identidad. Tu carrera es solo una parte de tu vida, y cometer errores o no cumplir con ciertas expectativas en el trabajo no determina tu valía como persona.

En el episodio de Hackea el estrés, ¿cómo recuperarte del estrés según la ciencia? Itzel y yo, nos concentramos en dejarte técnicas para desconetarte física y mentalmente de tu trabajo.


3. Programa tiempo para no hacer nada

Reserva tiempo en tu día, asi sean 5 minutos, para desconectar por completo, a eso le llamamos micropausas. Puedes dar un paseo sin rumbo fijo, meditar, ejercicios de respiración, 10 minutos de yoga u observar las nubes


Estas actividades son intencionadamente "improductivas en lo laboral" y te ayudarán a contrarrestar la constante necesidad y el mindset de "productividad tóxica".


Importante: No olvides apagar tu teléfono y desconectar tus dispositivos electrónicos. La falta de interrupciones te ayudará a estar más presente y enfocado.


4. Establece límites entre el trabajo y la vida personal

Recupera tu equilibrio entre el trabajo y la vida personal al establecer un límite claro entre el tiempo de trabajo y el tiempo personal. Puede ser un horario específico o un evento que marque el final del día laboral. Crea un ritual de desconexión que ayude a tu cuerpo y mente a entender que entraste en otro aspecto de tu vida.


Durante tu tiempo personal, dedica tiempo a tu familia, tus pasatiempos favoritos o descanso adicional.


5. Walk the talk

Se coherente con tu decisión de llevar una vida más balanceada y "practica lo que predicas", eso incluye acostumbrar (y educar) a aquellos colegas que están enganchados en la cultura de productividad tóxica, y entiendan que tu no lo estás:

  • No envíes o respondas emails o mensajes fuera del horario laboral,

  • Programa reuniones que no ocupen la hora completa para que se disponga de 10 ó 15 minutos de break para pasar a una siguiente reunión.

  • Evita las reuniones de trabajo durante el almuerzo, ese espacio es necesario para poder recargar la energía

  • No caigas en la trampa de TODO ES URGENTE, cuestiona y busca alternativas de manera constructiva y propositiva de las solicitudes que te hagan.


¿Cuál es tu mejor recomendación para salir de la productividad tóxica? Comparte tus estrategias y experiencias en los comentarios y únete a la conversación sobre cómo recuperar tu vida en un mundo lleno de urgencias.


PD Todo el mundo merece una vida balanceada y feliz. Reenvía esto a dos personas que necesitan recuperar el control de sus vidas y tiempo.


Un abrazo,


Ivi

Comments


bottom of page